Mediación familiar

La separación y el divorcio, además de ser un proceso legal, es un proceso emocinal, intenso y siempre muy doloroso, tanto para os miembros de la pareja, como para los hijos o la familia extensa.

Gracias a la mediación podemos evitar procesos largos e innecesarios con un elevado coste emocional y económico, restableciéndose de este modo el vínculo de comunicación, confianza, respeto y credibilidad.

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN?

Es un proceso voluntario para solucionar conflictos donde una tercera persona mediadora ayuda a las partes a clarificar la situación de disputa y a encontrar soluciones mutuamente aceptables que beneficien a ambos.

Se trata de un método imparcial, neutral y estrictamente confidencial donde siempre serán las partes las que tomen las decisiones que más les convengan.

¿CUÁNDO SOLICITAMOS LA MEDIACIÓN?

En cualquier momento, antes, durante o después, aunque la experiencia verifica el beneficio de recurrir a la mediación familiar antes del comienzo de cualquier procedimiento judicial.

¿QUIÉN PUEDE SOLICITAR LA MEDIACIÓN FAMILIAR?

  • Parejas que hayan decidido separarse.
  • Parejas que estén tramitando su separación y que jueces de familia o competentes en la materia deriven el servicio por considerar que acuerdos consensuados pueden favorecer el proceso.
  • Parejas que, resuelta la separación/divorcio, continúan en situación de crisis para la adopción de las medidas acordadas, siendo necesario volver a regularlas.
  • También puede ser solicitada para solucionar problemas de relación y comunicación entre padres-hijo/a, abuelo-nietos/as, hermanos... y entre todas aquellas personas unidas por parentesco o afinidad.

VENTAJAS  DE LA MEDIACIÓN FAMILIAR

  • Las partes controlan las decisiones sobre sus propias vidas.
  • La mediación es una técnica ágil y flexible que disminuye el coste económico y emocional reduciendo los efectos negativos de comparecer en un pleito.
  • Gestionando positivamente el conflicto, la Mediación facilita la cooperación entre padre y madre para que continúen siendo padres después de la separación.
  • Facilita la comunicación promoviendo la búsqueda de acuerdos y soluciones mutuamente satisfactorias para todos.

¿SOBRE QUÉ SE PUEDE MEDIAR?

  • Régimen de visitas, vacaciones, criterios educativos, custodia de los hijos, pensión de alimentos/compensatoria, disolución de la sociedad de gananciales y otros conflictos familiares como: cuidado de mayores, herencias...
  • Conflictos escolares, laborales o comunitarios.
  • Es importante recordar: En un juicio una parte gana y la otra pierde, pero en la mediació Familiar todos se benefician con la solución que juntos han creado, las partes diseñan su propio acuerdo ajustándolo a sus necesidades.

abogados Málaga | despacho de abogados | abogado laboral


24 Horas

Las 24 horas del día a su servicio

699 92 29 71

Civil

Abogados especializados en herencias y derecho civil

952 60 16 92

Matrimonial

Procuramos realizar una labor mediadora y conciliadora

618 54 32 29