CONDENADO UN HOMBRE A NUEVE AÑOS DE PRISION POR APUNTAR CON UN ARMA A UN GUARDIA CIVIL TRAS UNA DISPUTA POR UN PERRO

La Audiencia Provincial le ha condenado por lo sucedido a nueve años de prisión por considerarlo autor de los delitos de intento de homicidio, atentando a los agentes de la autoridad con instrumento peligroso y tenencia ilícita de armas.

Los hechos ocurrieron en marzo de 2013 en Pizarra. El perro del procesado mordió el móvil del denunciante, tras lo que este le dio un leve empujón para apartarlo.

Según se recoge en la sentencia de la Audiencia, el condenado abandonaba el lugar a la vez que anunciaba sus intenciones.

El procesado fue a su casa, cogió un arma y munición. Cuando regresó al lugar de los hechos, el denunciante no se encontraba allí. Entonces empezó a disparar contra uno de los muros de la zona, haciéndolo hasta en ocho ocasiones, quedándose allí a esperar a la víctima. Cuando vio que se acercaba, acompañado de dos agentes de la Guardia Civil a los que había contado lo ocurrido, el acusado cogió su arma y se escondió.

Al aproximarse, empezó a apuntarle mientras le seguía, con intención de acabar con su vida. Según la resolución, el procesado no logró cumplir su objetivo, al esconderse la víctima detrás de unos de los Guardia Civiles, el cual iba de paisano, pero llevaba consigo su identificación y el acusado lo conocía.

El acusado no cesó en su actitud. Con el arma cargada apuntó al cuerpo y cabeza del agente, intimidándole en todo momento. El agente llegó incluso a disparar al aire, pero el procesado continuaba.

La intervención del segundo agente fue clave, al adoptar una posición de seguridad. El acusado, finalmente al ver que no tenía nada que hacer soltó el arma y fue detenido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *