REBAJAN LA CONDENA A LEVE A UN CONDUCTOR QUE CAUSÓ UN ACCIDENTE MORTAL POR IR LA VICTIMA SIN CINTURON DE SEGURIDAD.

Al conductor se le impone mediante Sentencia de lo Penal numero once  de Valencia cinco meses de prisión por dos delitos de lesiones por imprudencia grave y privación del derecho a conducir vehículos a motor por un periodo de tres años por las lesiones provocadas a dos ocupantes del  vehículo las cuales si iban con cinturón de seguridad, así como a una multa de 600€.

Los hechos ocurrieron el día 10 de septiembre de 2011, cuando el conductor de 20 años de edad circulaba  a una velocidad de entre 50 y 60 kilómetros por hora, cuando rebasó un semáforo en rojo, colisionando contra un autobús.

En su vehiculo viajaban el copiloto, dos jóvenes que sufrieron lesiones y una tercera chica, que iba sin cinturón y falleció en el accidente.

En su decoración reconoció que circulaba a una velocidad de 50 y 60 kilómetros por hora, que conducía el coche por habérselo pedido su amigo, ya que no se encontraba cansado y no había bebido.

En la sentencia se considera que se debe degradar la imprudencia de grave a leve ya que la victima mortal no llevaba puesto el cinturón de seguridad, una acción que la jueza califica como “grave” existiendo una concurrencia de culpas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *