¿En el contrato de tu hipoteca aparece una cláusula financiera Tercera Bis o Tercera B? Necesitas un abogado en Málaga: tienes un cláusula suelo y es abusiva

resize.phpSi en tu escritura de préstamos hipotecario , que no la de compra-venta de tu vivienda, aparece la nomenclatura “cláusula financiera Tercera Bis o tercera B” y se define como tipo de interés variable o límite a la variabilidad de los intereses, usted está a día de hoy siendo víctima sin saberlo de las consecuencias de una cláusula suelo considerada por los tribunales de justicia españoles como abusiva y tendrá que ponerse en contacto con un abogado experto en Málaga para que le defienda y recupere su dinero.
Porque esto es lo que le recomendamos desde Bufete de damas, que lo intente, ya que muchas personas como usted ya han conseguido que sus entidades bancarias, la caja de ahorros que le financió la compra de la casa o su banco le devuelva las cantidades percibidas de forma irregular desde que se hizo efectiva la sentencia firme en mayo de 2013.
Nosotros contamos con un equipo experto en estos asuntos que entiende a la perfección y controla todos los mecanismos del derecho financiero y la burocracia a seguir en estos casos, que pasa por nuestra recomendación primera por un intento por escrito de acuerdo con el director del banco donde tiene su hipoteca para no tener que llegar a mayores, esperar demasiado para recuperar lo que es suyo, que le eliminen cuanto antes esta cláusula por abusiva, por tener un techo demasiado alto y un suelo a la medida de las necesidades del propio banco, y puedan devolverle las cantidades desde esa fecha.
Más adelante veremos, si lo conseguimos en forma de acuerdo y sin necesidad de ir a juicio, si es posible conseguir a través de nuestro abogado cláusula suelo Málaga que le devuelvan también a usted las cantidades anteriores a la fecha de mayo de 2013, momento en que el Tribunal Supremo español dictaminó que las cláusulas también llamadas túnel eran anulables y debían anularse por abusivas.
La primera consulta a Bufete de Damas es gratuita
Los casos que nos llegan a nuestros despachos siempre arrancan con la misma historia. Pareja joven que se compró un piso o un apartamento en Málaga en 2008, por ejemplo, a través de una caja de ahorros como puede ser Cajamar, que en ningún momento recuerdan haber recibido por parte del director de su sucursal ninguna propuesta escrita con el detalle de las condiciones de dicho préstamo, donde tendrían que haberle especificado que, aún bajando el tipo de interés Euríbor por el que se rigen todas las entidades para el cálculo de las cuotas mensuales de hipoteca, a usted se le seguiría cobrando un interés mínimo, que correspondería al suelo de su cláusula. El techo seguramente es tan alto que jamás, como dice el tribunal Supremo, se podría llegar hasta él, por muy mal que fuera la economía, o por mucho que lo subiera el banco Central Europeo, y no es el caso.
Pero, ¿cómo se suele dar cuenta esta pareja joven de que en 2008 le colaron esta cláusula si ni si quiera recuerdan que el día de la firma ante notario su director de sucursal o el propio notario les explicaran lo que acabamos de apuntar aquí arriba, sino que simplemente se dispuso a leer sin explicaciones el texto del contrato del préstamo hipotecario. “¿Tienen ustedes alguna duda?”, recuerda la joven pareja que dijo al terminar de leer. Y ellos sin saber qué decir, porque en realidad no habían entendido nada, dijeron que no. Cómo iba a dejar pasar esta pareja la oportunidad de tener una casa por una duda tan global, por palabras técnicas de las que nunca adivinarían su significado. Nunca hasta que en televisión recuerdan el día que el presentador del informativo informaba lo que si entendieron desde un principio: que el euríbor estaba bajando y que afectaría positivamente a todo aquel que tuviera una hipoteca a interés variable. Y es aquí donde la llamada de la pareja a su director de sucursal echa humo, ya que él mismo les dice que eso no es aplicable en su caso. Que tienen una cláusula en su contrato y que no les afecta la bajada. El abogado cláusulas suelo Málaga de Bufete de Damas se conoce desgraciadamente esta historia. A veces protagonizada por jóvenes, otras por gente más madura. Todos con un problema: les han estafado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *